La importancia de la educación

untitled

“…así este país sí dejaría de ser un país en la decadente ruina, dejaría de ser un país de títeres sometidos a  inapropiados tutores y se convertiría de una vez por todas en un país dirigido a quien verdaderamente pertenece, al pueblo.”

He de comenzar diciendo que, quizás, proponga lo ya sabido, pero déjeme decirle que haga el favor de darme una oportunidad para, probablemente, hacerle pensar sobre esta situación actual, sobre el paro, sobre el estudio, sobre usted, sea estudiante o padre de estudiante. Sé que es probable  que critiquen lo que a continuación propondré, o que quizás estén de acuerdo con ello, lo importante es que mi esfuerzo haya merecido la pena para hacerles pensar, reflexionar, y lo más importante, abrirnos los ojos hacia lo que está sucediendo. Antes que nada, he de relacionar mi propuesta con un pasodoble que escuché este año en el Carnaval de Cádiz, concretamente en el Gran teatro Falla, dice así:

“Seguramente tengas apuntes en las manos, en una habitación posiblemente solo, cientos de fotocopias y folios subrayaos, quizás te haya cogido hincando los codos… Comiéndote los libros para un sobresaliente, para que cuando acabes te den un diploma, sabes que te darás con un canto en los dientes, si acabas trabajando en un Mercadona… El día en el que salgas de tu aula, para buscarte la vida, te vas a encontrar un país en la ruina. Y si consigues las mejores notas, Tú serás el parao más preparao de toda Europa, espera a los cuarenta para colocarte, y hasta los setenta para jubilarte. Cuando tengas el título en tus manos, no sabrás si reír o llorar, ahora ponte a la cola del paro Y espera tu turno sin desesperarte, porque hay seis millones más.  Está claro que necesitamos que alguien nos rescate Ni la Merkel, ni el Banco de Europa nos puede salvar, este pueblo lo que necesita es que alguien lo rescate, de políticos que han demostrado que no sirven pa ná si ahora te he cogido empollando Y estás escuchando, échale cojones y sigue estudiando, que tú eres la esperanza, tú eres el futuro, tú eres el rescate que estamos esperando.”

Discúlpenme por discernir ampliamente, pero ahora bien, este país necesita una mejora desde lo más profundo, empezando principalmente por el gobierno. No debemos alzarnos a las calles e intentar retirar el actual gobierno que preside España, ya que eso nos convertiría en barbaros y, justamente, es eso lo que quieren hacer de nosotros todos estos ministros actuales. Primero de todo, debemos prepararnos intelectualmente, alzar el país hacia un nuevo horizonte, un nuevo futuro, ya no solo por nuestro propio bien, sino por el futuro de nuestros hijos. De esta forma, si conseguimos este prioritario grado, podremos alzarnos a las calles ante el gobierno, y no depender solo de la fuerza bruta para arrebatarles el poder, sino que si ante nuestro intento de cambio estos se anteponen a impedirlo, poderles hacer frente ante tales términos y conciencia suficientes, sin llegar a tal nivel de vulgaridad ni grosería como ellos creen que actuamos. Finalmente, así este país sí dejaría de ser un país en la decadente ruina, dejaría de ser un país de títeres sometidos a  inapropiados tutores y se convertiría de una vez por todas en un país dirigido a quien verdaderamente pertenece, al pueblo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s